En los últimos 30 años, muchas marcas de joyería, y el sector del lujo en general, privilegiaron el mercado del “mass market”, o mercado de masa, es decir que sin renunciar a su identidad, trataron de democratizar sus productos. Es una estrategia que si tuvo beneficio para algunas empresas joyeras españolas ,pero más bien para las extranjeras. Pero esto a tocado a su fin. Desde 2008, con un remate el pasado viernes.
Las marcas de lujo vuelven a ser marcas de lujo. Pienso igual que Robert Polet, presidente de Gucci, quien exprimo las mismas conclusiones.
No es realista intentar desarrollar una idea de negocio en una franja de consumidores que cambian su preferencias de consumo y que ya dispone de una sobre oferta de joyas de precios competitivos, muchas veces clones una de otro, como lo exprimo este articulo sobre las joyas. Me sorprendió el reciente despido del director de operación de Pandora, y creo que tiene que ver en este fenómeno, hablare de esto en otro articulo mañana.

El nuevo plan de negocio es volver a su antigua clientela, que es por definición un público exclusivo, poco ampliable, muy internacionalizado, pero que es conocedor de marcas y ya las aprecian. Back to roots.

Porque, en un contexto difícil para la economía, las grandes marcas de joyería van muy bien y siguen creciendo. Los números son muy favorables. Tiffany&Co, tiene un crecimiento del beneficio de 26 %. Y esto a pesar que el precio del oro y de los diamantes ha aumentado considerablemente.
Bvlgari está muy bien, después de una pérdida de 8 millones de Euros el año pasado, ya han conseguido ganancias por 9,3 millones de euros, esto se debe en parte a la entrada en el grupo LVMH y al lanzamiento continuo de joyas y relojes este año, con colecciones muy interesantes, como la nueva colección  de joyas para el verano, la vuelta a un diseño de joyas vintage, con la colección Bamboo de Gucci, o con modelos de relojes modernos, como el Quatri Retro. Diversificación de productos, pero manteniendo calidad y exclusividad (y con precios altos).
Es muy impactante la concentración de las marcas de joyas y de relojería. Nada más que el grupo Richemont ha logrado hacerse con una buena parte de famosas marcas de relojes y joyas. 
Es obvio que la razón de esta estrategia es el beneficio en termino de red de distribución, y permite que una denominada marca de joyas pueda reducir sus riegos y aprovechar de más oportunidades si está presente en todos los mercados, y especialmente los ya no mercados emergentes asiático y rusos. 
El problema queda para los otros, y veremos las posibles soluciones otro día.

Publicar un comentario

Tony dijo... 29 de junio de 2017, 0:07

Asi como las joyas, las Mejores marcas de relojes tambien cuentan con excelentes estrategias de ventas.
Aveces es complicado or los precios, pero la idea es buscar el mercado y comprador correctos.

saludos.

Con la tecnología de Blogger.