La industria relojera inicia un cambio importante en un sistema que ha estado en vigor durante tres décadas.
El Grupo Swatch ha anunciado en Baselword 2012 su decisión de reducir la venta de movimientos a la competencia. Comprar movimientos para después instalarlos en una carcasa propia era lo habitual en la industria, desde hace tres décadas. Es un cambio que está obligando a los relojeros a trabajar a contra reloj ;) y a dedicar nuevos recursos para asegurar nuevas fuentes de suministro y crear sus propios movimientos.

La decisión del Grupo Swatch de no proveer de movimientos obliga a un "renacimiento de la industria relojería."
Un rápido vistazo a  la cadena de suministro revela por qué. Según los datos de Jon Cox, analista del grupo Kepler Capital Markets, el Grupo Swatch hace aproximadamente dos tercios de todos los movimientos mecánicos de los relojes suizos!, o dicho de otro modo, alrededor de 5 millones de los 7,8 millones de de todos los movimientos elaborados el año pasado.

En junio, el Grupo Swatch pidió a la Comisión de Competencia Suiza (Comco) que iniciara una investigación que permitiera al grupo a poner fin a la obligación de suministrar los movimientos y los componentes de movimientos para terceras empresas. Esto  quiere decir que el Grupo Swatch no quiere suministrar a todo el mundo los movimientos....

Hoy por hoy,  la Comisión de Competencia Suiza aún está investigando las implicaciones anti-monopolio del caso, y no ha llegado a tomar una decisión final. Se espera que hacia el final del año se tomara una decisión final.

Mientras tanto, Comco adopto medidas provisionales que permiten a Swatch de reducir el suministro de  movimientos mecánicos  ETA en un 15%, y de los  componentes de Nivarox en un 5%. 9 fabricantes de relojes apelaron a las  medidas cautelares adoptadas por Comco, alegando que necesitaban más tiempo para adaptarse a la reducción de suministro. Un tribunal suizo rechazó la apelación en diciembre.

Según Jon Cox,  esta medida del tribunal Suizo permitiría a Swatch retener aproximadamente 1 millón de movimientos, cerca del 12% del mercado, durante  2012.

Esta restricción obligará a las empresas relojeras más pequeñas de la industria a reagruparse o ir a la quiebra...para los grandes relojeros las consecuencias son mas complejas. Algunas de las grandes marcas de relojes, como Hublot, usan pocos componentes Swatch, por lo cual no se verán tan afectados.
Otros usan componente específicos de Nivarox dentro de movimiento de fabricación propios, es el caso de Frederique Constant, y de Tag Heuer. Estas dos empresas tienen existencias que van a permitir seguir fabricando relojes, mientras estén en negociaciones con proveedores alternativos.
Pero en general, las grandes marcas de relojes no suelen hacer muchas declaraciones sobre como afectara sus negocios la decisión del Grupo Swatch....

Oris, por el ejemplo. ha anunciado que seguirá  la producción de relojes puramente mecánicos con movimientos de fabricación propia, y se ha comprometido a garantizar el abastecimiento a sus clientes.

Como medidas alternativas, las marcas están usando ahora movimientos ETA mas caros, para montar su relojes, lo que se traduce con una subida del precio de los relojes, y retrasos en la fabricación de los mismos.

Frente a tanto jaleo, los Hayek, la familia que controla el Grupo Swatch, han expresado públicamente el deseo de su compañía de dejar de ser el "supermercado" de los movimientos. El Grupo Swatch está cansado de suministro de  componentes críticos de  relojes mecánicos, con pocas ganancias, mientras que otras marcas invierten sus recursos en  campañas de marketing agresivas, y se quedan con el mercado lucrativo de la ventas de relojes.
Los Hayek creen que una marca de relojes debe ocuparse no sólo de la comercialización y del diseño de la marca, pero también debe tener sustancia, y ocuparse del desarrollo de los movimientos.

Las perspectivas para el Grupo Swatch
Cox Kepler pronostica que las ventas y el beneficio neto de Swatch Group seguirá aumentando hasta  2014, dentro de una tendencia de desaceleración de la demanda de relojes suizos durante 2012. (sin llegar al bajón  de 2009)

El Grupo Swatch ha iniciado la expansión de su sede central de Suiza, incluyendo planes para un nuevo edificio  para las marcas Swatch y Omega, un proyecto de 167 millones de Dolares.
Además, la empresa informó a principios de febrero que creara 2.800 empleos en 2011 , y director ejecutivo Nick Hayek dijo a la revista suiza Der Sonntag que el grupo  va a crear 1.000 más este año .

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.