Pendientes de plata y rodio, vermeil, 380 €, Buccellati.
Para compensar el alza del precio del oro, muchas marcas acuden a la llamada del metal blanco. 
Este material les permite diseñar generosas y asequibles joyas. Pomellato no ha hecho las cosas a la mitad. Su voluntad de hacer joyas de plata con el tiempo se convirtió en la creación de una nueva tendencia.  Pulseras, collares, anillos y pendientes son tantos guiños al otro metal rey de las joyas, eloro. Así, entre las piezas más exitosas, fabulosas gargantillas de plata  pavimentadas con marcasita son claramente las primeras piezas de una colleccion que pasara a ser clásico dentro de unos años. En cuanto a los anillos pavimentados con cuarzo sintético, también resultan tan deseables y reconocible como si fuesen de oro con piedras preciosas. Esta colección se dio a conocer durante la Semana de la Moda de Milán, a mediados de septiembre.  
Pomellato abrió las puertas de su nueva boutique en el centro de la ciudad, cerca de la elegante Via Montenapoleone. Dado el clima económico, estábamos convencidos del potencial de esta línea. La meta de  Pomellato es lograr en dos años que las joyas de platas representen 10% de las ventas del grupo. Las primeras reacciones son favorables, pues las joyas tuvieron gran acogida en la tienda de Saks Fifth Avenue en New York.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.