La joya en el inicio de la humanidad.

La evidencia de la existencia de los primeros seres humanos remonta a unos 6 a 7 millones años,  gracias a un cráneo recientemente descubierto en el Chad, un país de África Central.
De estos primeros seres humanos, los Sahelanthropus tchadensis, poco se sabe sobre su vida.
Hasta hace poco, los cientificismos creían que la capacidad de comprender y utilizar el simbolismo no se desarrolló hasta que los humanos emigraron a Europa hace unos 35.000 a 40.000 años, pero ahora parece que la chispa de la creatividad se encendió mucho antes de lo que se creía .
Antes que aparecía la lengua, hablada o escrita, ya existían joyas. La primera necesidad espiritual de estos primeros hombres era la decoración. La joyería, como el arte, es una ventana al alma de la humanidad y uno de los primeros elementos que separaron la humanidad del reino animal.

dos conchas marinas con 22.000 años de antigüedad

Fabricar y llevar joyas formaba parte del deseo de capturar la esencia de la belleza  o llevar trofeos de caza.
Las primeras joyas eran conchas de moluscos. Los restos mas antiguos de esta joyería primitiva fue descubierta en una cueva de Blombos, Sudáfrica, y se remonta a la Edad de la Piedra, hace unos 75.000 a 100.000 años. Las conchas habían sido perforados para ser suspendidas como colgante.
En esta época, la joyas eran fabricadas a partir de materiales naturales fácilmente disponibles como dientes de animales, huesos, varios tipos de conchas, piedra tallada y madera. Se cree que la joyería apareció como un elemento funcional utilizado para sujetar las prendas de vestir y más tarde se uso como objeto de ornamentación puramente estético, o para un uso espiritual y religioso.
Es probable que las primeras piedras preciosas fueron encontradas accidentalmente durante la búsqueda de peces o moluscos en un río. Estas piedras eran los objetos mas duros que se conocían y sus colores, azul. verde o rojo, resaltaban entre el color gris y oscuro del lecho del rio.
La escasez de estas piedras preciosas fomento su uso como símbolo de riqueza y estatus y se pensaba que tenían poderes, como proteger del mal y curar enfermedades.
La fabricación y uso de joyas despego hace más de 40.000 años, con el hombre de Cro-Magnon, quienes comenzaron a migrar desde África a Oriente Medio, el Valle del Indo y en el continente europeo. 
A medida que estos primeros humanos viajaban, empezaban en recoger objetos, de tal modo que la joyería que llevaban puestas contaba la historia de su viaje. 

Joyería en el Período Paleolítico Tardío.
Recreacion historica del Yacimiento.
En el yacimiento de la cueva paleolítica conocida como Mas d'Azil, situado en los Pirineos franceses, el arqueólogo Edouard Piette encontró collares y pulseras hechas de huesos, de dientes, de madre-perla, conchas y piedras de colores juntas con un mismo segmento de hilo, o, posiblemente, una tira de tendón animal. La destreza de los artesanos se refleja en la famosa cabeza de caballo tallada en hueso.
Los habitantes de este sitio se conoce como la cultura aziliense, y vivían en esta región entre 17.800 y 6.500 antes de Cristo.

El inicio del uso del oro en la joyería.

 Los indicios del uso mas antiguo del oro en joyería se encuentran en España. Los artefactos en metal de las Cuevas de Maltravieso  en Cáceres, España, y las cuevas de El Mirón en Cantabria  remontan a la "edad de oro" del Paleolítico tardío, pero ya la la metalurgia existía desde unos 10.000 años atrás, cuando los seres humanos comenzaron a usar el cobre nativo, plata y estaño para crear herramientas y, posiblemente, las primeras joyas. 
Se descubrieron punzones de cobre que datan de alrededor de 7000 aC  en la meseta de Anatolia en el este de Turquía y el cobre parece haber sido extraído del yacimiento de Ergani Maden, a unos 20 km de distancia.
Estos primeros intentos de metalurgia parecía ser que no habitan sido exitosos, ya que el cobre nativo no estaba recocido (templado) en frio, pero en cambio se hizo un uso controlado del fuego. La primera aleación de bronce no se desarrolló hasta alrededor de 3500 aC, marcando el comienzo de la "Edad de Bronce".  Desafortunadamente, la evidencia más antigua de la lengua escrita se remonta a alrededor de 3000 aC, por la información sobre la Edad de Piedra está sujeta a interpretación y gran cantidad de especulación.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.