Una filial de la aseguradora británica Lloyds of London ofrece una recompensa de 1 millón de euros, o 1,3 millones de dólares por informaciones que conduzcan a la recuperación de las joyas robadas en un espectacular asalto en Cannes, Francia.

Las joyas son propriedad del multimillonario israelí Lev Leviev y eran expuestas en el Carlton International Hotel. 
Un solo hombre armado se hizo con un botín de 136 millones de dólares de los EE.UU. el 28 de julio.Un botín histórico en la historia. En 2008, varios ladrones se habían apoderado de joyas por valor de 118 millones de dólares estadounidenses en el almacén de Harry Winston en París. Los investigadores creen que el robo de Cannes podría tener un vínculo con el grupo de la "pantera rosa", que se especializa en el robo de joyas.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.