Mi símbolo químico es S, mi dureza es de 1.5 a 2 y mi color es amarillo vivo. Mi origén es sobre todo vólcanico. Me gustan los países como Italia, Jápon, Indonesia, y Estados Unidos. 

Con respecto a todos los primeros elementos conocidos por los hombres, me han siempre atribuido un poder sobrenatural. Quemo fácilmente, mi llama es azul pero cuidado mi olor es fuerte y picante. Actuo sobre las mucosas y provoco el lagrimeo y la toz. Me utilizan en muchos sectores industriales. Soy un purificante, un antiparasitario, un bactericida. Soy una protección liada con la Tierra-madre. En alquimia, soy la “manzana de oro”, soy la base “del agua del espíritu” que disuelve cada cosa en su seno . Soy un arma de elección: durante los tiempos remotos me utilizaban para echar una maldición a todo lo que podía ser diabólico. Situado sobre la piel misma, un cristal de azufre protege, purifica la sangre , los intestinos y las urinas. Su efecto calorífico regula las fiebres provocadas por el sudor. Alejando y destruyendo los maleficios, traigo la alegría y el buen humor.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.