Soy el cristal de roca. Pertenezco a la familia de los cuarzos. Soy incolora y a veces con inclusiones de rutilo. 
Mi nombre viene del griego “krustallos” que significa hielo. ¿Sabéis que el angúlo del cristal tiene una relación con el número de oro? Los griegos y los egipcios lo usaban para sus construcciones. El pirámide de Keops es un perfecto ejemplo. Mi energía es inagotable; en cada momento la capto dentro del universo. Piedra sagrada, despierto la consciencia de los que me llevan, piedra de claridad, de sabíduria y de curación. Soy la piedra universal la más usada en litoterapia, tanto sobre el punto de vista psíquico como físico. Refuerzo la acción de las otras piedras. Piedra de la luz, revelo y reflejo todos los colores del arco iris. Soy la piedra madre, aplaco, curo y protejo. 
Programable de manera sencilla, soy vuestro “Aladino” personal. Soy un fabuloso regalo para cumplir los 15 años de boda. Hoy soy tecnología punta, mis cristales de cuarzos son utilizados para la elaboración de relojes, péndulos, ordenadores, aparatos de radio, aparatos emisores y receptivos y de televisiones Soy un puente entre el cielo y la tierra, el no material y el material.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.