Soy una roca vidriosa de origén vólcanico a base de silicio, mi dureza es de 5-5.5, mi color va del negro al gris oscuro, y también puede ser marrón y a veces verde.
 Estoy en México, Perú, Estados Unidos , Japón y Italia. En otro tiempo llevaba el bonito nombre de “lapis obsianus” porque es un tal Obsius quién fue el primero a signalizar mi presencia en la región de Etiopía. Vieja dama, los aztecas me utilizaban ya para la cicatrización de las heridas. Espiritualmente soy la conjunción entre el Espíritu divino y la materia. La variedad de colores que me cubren vienen de mis nombres : obsidania café, moteada, dorada , estrellada y arco de iris. La obsidania “ lágrima de Apache”, es una piedra sagrada, según la leyenda. Me encuentran en el sitio dónde un Indio quito el mundo. Traigo la suerte y la tranquilidad a mi feliz propietario. En todo los casos pido que me traten con respecto, sobre todo en meditación. Protejo de las ondas negativas y telúricos nefastes. Cazo los pensamientos tristes trayendo la seguridad. Soy un bueno antidepresivos, excelente para las quemaduras, no despreciable como antiespasmódico. Alivio el artrosis cervical, desanudo los antiguos blocajes físicos o espirituales. Sabéis que antes me usaban para la fabricación de herramientas y esculturas y que hoy soy la materia prima de la lana de roca. Pequeño consejo a las frioleras y a los frioleros : poned un trocito de obsidania en vuestros calcetines y los pies helados se volverán todos calientes par pasar el invierno ¿genial no?

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.