Pertenezco al grupo de los feldpaths.
 Venida del Sri Lanka,de India, de Birmana, de Estados Unidos, y de Tanzania, puedo ser incoloro con efectos blancos azulados, pero también amarilla con reflejos blancos. Si llevo el bonito nombre de Piedra de Luna, es por los efectos plateados y luminosos que me engalanan tal este astro mágico que es la Luna. Sabéis que una leyenda India me atribuía el poder de hacer nacer la pasión enamorada si me ponéis debajo de la lengua mientras haya la Luna llena. Si me lleváis os atraigo hacia el ser que os esta destinado. En Grecia, soy reconocida como la piedra que desarrolla la fecundidad, el deseo pasional y el placer de los sentidos. Soy la piedra de Afrodita. Espontaneá, natural, llevo dentro de mi el candor de la infancia. Mi poder de reconciliación es grande. Regulo los ciclos menstruales así como las secreciones hormonales y ácidos del cuerpo. Influyo positivamente sobre la obesidad debida a la retención de agua. Con mi compañía aprenderéis la dulzura y la tolerancia. Entonces si sois duro y severo adoptarme, soy la piedra que suavizara vuestra vida.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.