Por mucho que haya quienes insisten en que el Síndrome Premenstrual es pura fantasía, el trastorno existe y se puede combatir.

  •  Cambios de humor. Evita los excesos de cafeína para no acrecentar tu irritabilidad. Toma más calcio (unos 1.200 miligramos diarios). 
  •  Pechos sensibles. Las vitaminas E y B6 te ayudarán, así como evitar la sal en las comidas. Si el dolor se vuelve insoportable, va acompañado de rojez en el pecho y secreción de los pezones, acude al médico, porque podrías padecer una infección. 
  •  Retención de líquidos. Intenta reducir la ingestión de sal (patatas fritas y aperitivos incluidos), no abuses de comidas preparadas y bebe más agua. 
  • Cansancio y agotamiento. Por la noche relájate con ejercicios de inspiración y espiración. Pasea y haz gimnasia para aumentar tus niveles de energía. 
  • Antojos. Intenta hacer seis comidas al día con alimentos ricos en carbohidratos, como el pan y el arroz integral. Ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y prolongan durante más tiempo la sensación de saciedad.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.