El 60% de las mujeres españolas sufre dolor de espalda. Te ayudamos a prevenirlo… y a curarlo.

  • Tras un día de trabajo es normal sentir molestias en el cuello y los hombros, pero si de repente te sobreviene un brusco dolor dorsal, intenta moverte lo menos posible y reposar en cuanto tengas oportunidad.
  • Toma un analgésico y aplícate calor en la zona para activar la circulación
  • Consulta con el médico si las molestias persisten más de dos días seguidos. Acude a urgencias en el caso de que, además, sientas hormigueos en las extremidades, tengas fiebre y te cueste respirar.
  • Cuida tus gestos cotidianos: no te gires bruscamente para alcanzar un objeto (date la vuelta moviendo todo el cuerpo); si llevas un bolso pesado no te lo cuelgues de un hombro (sujétalo delante con ambas manos); siéntate erguida; no permanezcas demasiado tiempo con las piernas cruzadas y si tienes que levantar peso, agáchate doblando las rodillas para después subir lentamente.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.