Desde hace unos años la depilación láser va tomando cada vez más protagonismo, sobre todo cuando se acerca estas fechas del año en la que toca ir a la playa o piscina.

 La bajada de precio en los tratamientos y la depuración de la técnica han ido convirtiendo temporada a temporada en uno de los métodos más utilizados para la engorrosa faena de la depilación. Sin embargo, y como siempre pasa con algo que llega al gran público, las preguntas también han ido creciendo sobre este fantástico, pero no demasiado conocido, método de depilación.

Respuestas a algunas preguntas clásicas


Duración del tratamiento: Para empezar, la pregunta que se suele tener es si el método de la depilación láser es para siempre. Pues bien, aunque es cierto que con una sola sesión puedes librarte del vello durante varios meses (6 meses aprox.) la realidad es que se necesitarán varias para eliminar prácticamente de manera definitiva todos los folículos. Incluso aún así, muchos expertos indican que pasados unos años pueden volver a regenerarse unos pocos necesitando de nuevo una depilación.

Resultado por zonas: Como en todo hay estadísticas. Las zonas en las que mejores resultados se obtienen son las axílas, los muslos, las ingles, los brazos y las piernas. En el lado opuesto de la balanza tenemos la zona facial, que debido a su exposición a los efectos del Sol, suele presentar mayor resistencia.

¿Duele la depilación láser?:


 En general es un proceso indoloro debido a la naturaleza del tratamiento, sin embargo sí es verdad que es posible que haya zonas en las que se puedan sentir ciertas molestias. La solución a ésto pasa por un gel refrescante o en casos más molestos una crema anestésica.

¿Cuantas sesiones son las recomendadas?:

 El número recomendado por los expertos es de 4 sesiones para poder eliminar de manera completa los folículos.

¿Alguna contra-indicación?:


 Pues sí, hay algunas. Para empezar no puedes someterte a una sesión si estas embarazada o tienes algun problema de irritación de la piel. Por otra parte se desaconseja tomar el Sol tras una sesión.
Como decía al inicio, el precio de estos tratamientos ha ido bajando a medida que pasaban los años. Además, y teniendo en cuenta la situación de crisis en la que estamos, no es difícil encontrar suculentas ofertas por Internet en portales especializados como son el caso de Groupon o Groupalia.

Por último y como siempre, recordaros que estos tratamientos siempre deben ser realizados y supervisados por expertos para evitar posibles riegos como quemaduras en la piel o aparición de machas.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.